14 abril 2020

Las variantes de Fraga, parte III

Enlaces a PARTE I y PARTE II.

Crucemos ahora el Cinca para encaminarnos al acceso este a Fraga. En este caso tenemos una única variante, realizada en torno a los años 50 para sustituir al trazado original, salpicado por multitud de curvas como su equivalente del lado Zaragoza.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

Vamos a recorrer el tramo de este a oeste, partiremos desde el enlace con la A-2, kilómetro 439, en dirección a Fraga. Tomamos el tramo abandonado en el entorno de la plataforma logística de Fraga, en el mapa del Instituto Geográfico Nacional aparece marcado en amarillo.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

Pongámos también este tramo en contexto histórico, como hemos hecho en la primera y segunda entrega. En la siguiente vista general observamos como el trazado primitivo se encuentra en uso, si bien su variante está muy avanzada en su construcción.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

Se ha horadado un pequeño túnel para encajar la carretera.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

En la siguiente fotografía, el tramo cercano a Fraga ya está abierto al tráfico, se aprecia el punto de enlace en el que dejamos el viejo trazado y nos adentramos en el nuevo, que deja ya desafectadas del tráfico varias curvas.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

Si nos remontamos a las imágenes aéreas de los años 1945-1946, descartadas para el estudio histórico por su baja calidad, vemos como las curvas más cercanas a la localidad aún estaban en uso, aunque con las obras para suprimirlas en marcha.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

La vieja carretera radial hoy da servicio a fincas de recreo de particulares, huertas y pequeñas industrias agrícolas. El trazado abandonado figura en Maps como "Travesía antigua carretera nacional". Esto es cierto a medias, como hemos podido ver en el estudio histórico, este tramo nunca fue travesía, pero sí perteneció a la carretera nacional. 

Fuente: Google Maps.

Fuente: Google Maps.

Las curvas ya suprimidas en el 56-57, nombradas aquí como "Calle antigua carretera nacional".

Fuente: Google Maps.

Fuente: Google Maps.

Comencemos la visita, desde la plataforma logística. Llegamos hasta allí por un camino de servicio perteneciente al Canal de Aragón, que al parecer también utiliza hitos kilométricos de "estilo carretero".


Dejamos atrás las empresas de la plataforma logística, nos adentramos en el tramo abandonado y comenzamos a recorrerlo. 



Nuevamente, y como en la primera parte del reportaje, aparece el bordillo delimitador de calzada.





Curvas de buen peralte y trazado añejo.



Numerosos cultivos frutícolas aprovechando los riegos del Cinca.



Y numerosas también, las fincas de recreo, como la que vemos en lo alto. A las 4 de la tarde el sol aprieta con ganas, a gusto cambiaría uno la exploración de carretera por tomarse algo fresco bajo la sombra de los árboles de cualquiera de esas fincas...



Tras esta curva encontramos una de las sorpresas de este tramo...


Una vieja casilla de peones camineros.



Al igual que la que vimos en la parte 2 del reportaje a la entrada de Fraga desde Zaragoza, esta también dispone de reloj solar.


En estos carteles azulados, devorados por el sol, debieron figurar antaño datos relativos a la casilla y la carretera en la que se ubicó.


Los grandes carteles laterales, los que informaban sobre las distancias a las principales localidades, ya ni siquiera existen.


Accedemos al interior de la casilla, a ver qué queda de ella.


Apenas queda nada en pie... ¿quizá fuese esta la cocina?


En el vuelo aéreo de los años 50 vemos la casilla en sus buenos momentos, cuando aún tenía tejado, se encontraba en uso y veía pasar el tráfico de mediados de la época aunque para poco tiempo, pues el trazado sustitutivo ya estaba en plena construcción.

Fuente: Instituto Geográfico Nacional.

Dejamos la casilla atrás y continuamos ruta.



Alguna curva, bordillos y guardarruedas después, llegamos al polígono industrial. Su calle principal ocupa actualmente el espacio de la antigua carretera y reproduce su trazado.


Lo cruzamos sin detenernos y accedemos al último tramo, el de las curvas ya sustituidas en los 56-57 y que vimos al principio. Parte de donde se ubica hoy la estación de servicio Cepsa, rodea el cementerio y finaliza en la actual N-2.

Fuente: Google Maps.



Por aquí el asfalto está mas roto. Al contrario que lo que hemos visto hasta ahora, este no da servicio a fincas, realmente su utilidad actual es inexistente.




Final de tramo, llegamos a la N-2 y reencontramos su incesante tráfico pesado.




Hemos terminado el viaje por la antigua carretera radial, pero antes de abandonar Fraga, tomaré el camino del club de tiro, que pasa por encima del túnel excavado para la nueva N-II y nos brinda una buena panorámica del acceso a la ciudad. De camino, y en la medida que el zoom nos permite, vemos un cartel publicitario de un antiguo concesionario Peugeot-Talbot, en el que la supervivencia de la T de Talbot es un bonito y añejo detalle. Lastima que Sam no haya tenido mejor lugar para plasmar su "creación".


Aquí finaliza la tercera entrega y por consiguiente el reportaje sobre las variantes de los accesos a Fraga, en este lugar en el que situándonos sobre el túnel que hemos mencionado al principio, vemos como la antigua carretera N-II aparece tras atravesar el túnel y se adentra en el casco urbano, haciéndolo habitualmente de forma calmada, esporádicamente de forma trágica y accidentada. Sirva este reportaje como modesto homenaje a todos los que dejaron la vida en estas cuestas. Es la parte negativa de la carretera, que con sus claroscuros, es también la historia de cada una de estas vías y los que circularon por ella. Acabemos el reportaje de forma positiva, agradeciendo a Marc su insospechada colaboración, al despertar en mí cierta atracción por este lugar tras la lectura de sus reportajes, y a Jose Luis por alimentarla con nuestras conversaciones y exploraciones virtuales sobre Fraga y las variantes de la N-II.

No hay comentarios:

Publicar un comentario