22 octubre 2019

Un paseo junto a la N-634

Un evento familiar, un día de playa en la costa vasca y una gran carretera nacional. Un cóctel perfecto que hizo que mientras la familia se quedaba disfrutando en la arena, el que aquí escribe se puso las zapatillas y se dispuso a recorrer al menos a pie un pequeño tramo de dicha carretera. Hablamos del bello tramo de carretera N-634 entre Getaria y Zarautz, en Gipuzkoa. 



Quien haya podido recorrerla entera o por partes no tendrá mucha duda de que la carretera nacional N-634 de San Sebastián a Santiago de Compostela es una de las carreteras más bellas del país. Su trazado por toda la costa cantábrica, principalmente junto al mar, pero también en ocasiones por zonas de interior, hace de ella una ruta sumamente entretenida. Su longitud de 706,85 hace casi imposible examinarla en su totalidad en un solo reportaje, por lo que hoy nos centraremos en un pequeño tramo de 3 kilómetros y medio, que puede servir como buen ejemplo de esta carretera. Nos ponemos pues en marcha, esta vez no al volante, si no a pie como hemos dicho antes, mucho más recomendable en este caso gracias al paseo que une ambas localidades costeras y que suele ser noticia en invierno por la afección de los temporales de mar. Empezamos desde Getaria.


El puerto acoge hoy el inicio de una prueba deportiva, la travesía a nado desde aquí hasta Zarautz. El día está oscuro, pero la temperatura es estupenda en pleno julio. Ya que vamos a caminar, que sea sin sufrir los rigores del verano.



Desde la playa vemos como la carretera va soportada por una serie de arcos. Dejamos la playa abajo y subimos hasta la carretera.


Justo en el comienzo del pretil, el ayuntamiento de Getaria ha instalado esta placa que nos da la longitud del paseo hasta Zarautz.


Nada más salir del casco urbano encontramos uno de los cada vez más escasos hitos tipo Peña que van quedando en la N-634. Aunque ha perdido los tonos rojos en favor de un insulso tono blanco, se mantiene en perfecto estado.


A los seguidores de @carreterasabandonadas en Instagram seguramente les será conocido este hito.




La necesaria señalización de advertencia de desprendimientos en esta carretera ceñida al acantilado.


Un momento... ¿esto no lo acabamos de ver? Si, y es que el actual km. 22 queda algo más cerca del punto de origen, en el donostiarra barrio de Añorga, seguramente debido a la corrección de alguna curva o tramo y el posterior rekilometraje de la carretera.


La silueta del "ratón" de Getaria va quedando atrás.


Llegamos a un puntos singular de este pequeño paseo, el túnel horadado en la roca y que sirvió para el paso de la estrecha carretera original por este lugar.




Según vamos caminando hacia el otro extremo podemos observar los bulones encajados en la pared con el fin de sujetarla.





Continuamos hacia Zarautz, la carretera sigue serpenteando junto a los acantilados.





Poco antes del edificio que vemos en la anterior fotografía el paseo se ensancha, creando un pequeño área de descanso con bancos orientados al mar.


En la siguiente fotografía, seguramente tomada hacia los años 60 o 70, podemos ver dicho área de descanso, en su momento con una construcción que pareció estar destinada a cobijar del sol a los paseantes, también del xirimiri tan habitual por estos lares (origen de la fotografía desconocido).


Es momento de dar media vuelta, nos encaminamos hacia Getaria, la familia espera. Estaremos más o menos a mitad de recorrido. Me lo apunto mentalmente, hay que volver otro día para hacer el paseo completo.


Nos dirigimos hacia el túnel.




En esta otra fotografía antigua vemos como era este lugar hace varias décadas (el origen de esta fotografía también es desconocido).






De nuevo el "ratón"...


...y de nuevo el actualizado kilómetro 22.



Llegamos al casco urbano de Getaria...


... donde termina el paseo por una pequeña parte de la N-634, pequeña pero bien interesante.