11 abril 2019

Un pequeño puerto abandonado

Apareció de la forma más inesperada, dentro de una ruta más o menos habitual. Un vistazo al Maps y se encendió la bombilla. Ahí, en medio de ese ribazo boscoso la vista satélite mostraba un pequeño trazado en zig-zag, demasiado bien dibujado para ser un simple camino rural, demasiado bien diseñado para suavizar las rampas y favorecer el tránsito del automóvil, demasiado sospechoso teniendo esa variante de trazado hacia el este. Una consulta a la siempre útil fototeca del Instituto Geográfico Nacional (nunca les estaré lo suficientemente agradecido por la digitalización de las fotografías aéreas históricas) confirma lo evidente, ese zig-zag fue una antigua carretera.

Nos encontramos en la antigua comarcal C-123, de Ágreda (SO) a Estella (NA), actual NA-129 de Lodosa (NA) a Acedo (NA), concretamente entre las localidades navarras de Sesma y Lodosa. En esta captura de Maps podemos ver el estado actual del área que vamos a explorar, al cual llegaremos desde el norte.


En la siguiente fotografía podemos verlo en los años 56-57, cuando la variante ya estaba construida y en uso, algo que en los vuelos 45-46 no ocurría pero cuya imagen he omitido dada la escasa nitidez de la misma. En ella se puede ver cómo la variante no está ni comenzada.


Dejamos Sesma atrás y llegamos al punto en el que comienza el puerto, con una primera curva a derecha que parte de lo que en la actualidad es la rampa de subida de la variante.



Comenzamos el ascenso...



Primera curva a izquierda...


...viejos restos de asfalto...


...y Sesma al fondo desde la curva.


Encaramos otra recta...





Y encontramos ahora una curva a derecha.



Vista de la curva hacia atrás.




Continuamos...


Última curva a izquierda...



Más restos de asfalto...


Ya casi llegamos a la cima.



En el alto, a falta de elementos característicos de carretera, que no hay absolutamente ninguno en todo el recorrido, encontramos un hito de Telefónica.


Si miramos hacia atrás, vemos las últimas recta y curva del puerto.




Una vez en lo alto, la carretera se torna completamente recta.


A mano izquierda, el "Corral de Murillo", hoy abandonado y prácticamente derruído.


Seguimos adelante por el actual camino, tomado ya por la vegetación, que poco a poco se va tragando lo que quedaba de asfalto.




Final del tramo, aquí se fusiona con la NA-129 en dirección a Lodosa.


Veamos ahora la variante realizada para evitar el trazado en zig-zag...


...dos largas rectas con una fuerte curva de unión entre ambas.




Y ahí abajo, entre los árboles, el punto desde el que comenzamos la ascensión al principio del reportaje.



("Cañada")