13 octubre 2018

Los puentes sobre el río Almonte en la N-V

Al igual que con el álbum dedicado a las Cuestas de Contreras, traslado esta vez a este blog el reportaje fotográfico realizado a los puentes sobre el río Almonte, en la carretera radial N-V de Madrid a Portugal por Badajoz, y que fue publicado en mi página en Facebook, Carreteras Radiales.

A estas alturas no voy a describir nada nuevo respecto a estos puentes, toda información técnica e histórica al respecto puede hallarse en el blog "Las carreteras de Extremadura" (enlace al post). majestuosa y didáctica recopilación sobre las vías de tan extenso y bello territorio. En lo que a mí respecta, las recorrí y documenté lo mejor que pude, invirtiendo para ello una buena cantidad de tiempo así como magulladuras varias para acceder a documentar alguna zona. Las fotografías fueron realizadas en 2017 y en dos veces, la mayoría de ellas en primavera y una pequeña cantidad en otoño. 


A la llegada a la zona desde el norte nos recibe un panel informativo que nos relata la historia de este lugar.


Primera imagen de los tres puentes, nos acercamos al primero, sin duda una obra histórica.


Estos pilones impiden el acceso al tráfico rodado, el viejo puente merece un descanso.



Hornacinas vacías...



Escudos...



Esta rampa nos permite bajar fácilmente a los vanos del puente.


Vida tranquila y relajada junto al puente.


Aquí tenemos en primer plano el puente resultante de las mejoras introducidas por el Plan de Modernización de 1950 y que además modificó el trazado a su alrededor.


Carril para vehículos lentos en dirección a Madrid.



Calzada del puente de 1950...


El puente primitivo casa perfectamente con la belleza del entorno.


Comenzamos a tomar altura, nos dirigimos a lo que queda de la antigua carretera, la que enlazaba con el puente del Cardenal (no confundir con el otro puente del Cardenal, el del Parque Nacional de Monfragüe).




Desde abajo hemos podido apreciar los malecones de protección de la carretera primitiva, a la que estamos ascendiendo, y la altura respecto a su sucesora.


A nivel personal, comentar que fue una tarea complicada acceder a la plataforma de la carretera antigua dada la altura de los muros, que obligó a iniciarse en el mundo de la escalada, y la cantidad de vegetación existente, pero el esfuerzo mereció la pena.


Una vez aquí, apenas se ve asfalto, la naturaleza ha ido recuperando su hegemonía.


Aún así, el asfalto parece resistirse a desaparecer.


Quién podría adivinar hoy que por aquí pasó una carretera de carácter radial...






Los viejos muros que antes contenían la carretera desfallecen con el paso de los años.


Los muros de contención vistos nuevamente desde la Redia.





Pasamos ahora al lado sur del puente del Cardenal, donde también está cortado el acceso al tráfico rodado y desde donde se puede adivinar vagamente por donde discurría el camino primitivo al que hemos "escalado" y que después debía atravesar este puente.




Una vez cruzado el puente, ascendemos por aquí hasta retomar la Redia.


Continuamos por la N-V y podemos disfrutar de una bella vista de los tres puentes. Sin duda, un lugar con mucha historia y singularidad.


Nos transportamos en el tiempo a meses más tarde, al principio del otoño... Los tres puentes lucen orgullosos bajo la luz del atardecer.




La tranquilidad es más que absoluta en el lugar.




No hay comentarios:

Publicar un comentario