17 enero 2019

N-I: El tramo abandonado de Castillejo de Mesleón

Castillejo de Mesleón es una pequeña localidad segoviana de poco más de 100 habitantes, situada al nordeste de la provincia y a escasos kilómetros del límite provincial con Madrid. Ubicada en el histórico camino de Madrid a Francia, ha visto como este cambiaba de nombre numerosas veces a lo largo del siglo XX, como carretera radial (una de las seis construídas), N-I o A-1 en la actualidad. Con tanta historia caminera a sus espaldas, no pueden faltar variantes de trazado y tramos abandonados, así que vamos a visitar un interesante ejemplo de ello. Lo primero que nos llama la atención si llegamos a Castillejo desde Madrid es una hermosa y bien conservada casilla de peones camineros, cuyo diseño está muy alejado del clásico que ya hemos visto en anteriores entradas de este blog.



La casilla es preciosa, y afortunadamente sus azulejos se mantienen en excelente estado para la edad que acumulan. Son las ventajas de encontrarse en terreno vallado y aparentemente en uso. Puestos a pedir, si se le diese una nueva mano de pintura, el resultado sería admirable.


Estamos a 110 kms. del Km. 0 madrileño.


La larga recta de la N-I que se mantiene en uso como vía de acceso y salida de la localidad.


Cogemos ya el coche para recorrer el tramo abandonado, pero antes analizaremos la evolución histórica del mismo. En primer lugar tenemos la fotografía aérea de los vuelos 1945-46 del IGN, que de tanta ayuda nos sirve en esto del estudio de las carreteras antiguas. En ella vemos que la carretera ya se encuentra en obras para reducir una fuerte curva a derecha que encontramos en sentido Irun. La nueva variante ya se encuentra en ejecución, la explanación del terreno está terminada y parece cosa de poco tiempo que se abra al tráfico. Destacar que en estas imágenes aún no se ha construído la casilla, no existe el menor rastro de la misma.


En la fotografía de los vuelos 1956-57 la nueva carretera ya está en uso, habiendo eliminado tanto la curva como la recta que desembocaba peligrosamente en dicha curva en sentido Madrid. El trazado se ha suavizado notablemente, asegurando una mayor seguridad, velocidad de paso y facilidad de conducción, evitando sorpresas y giros bruscos a los conductores. La casilla, ahora si, ya está en pie y en servicio, quizá en la época funcionando más como centro de conservación que aún como alojamiento de peones.


En la fotografía de los años 1998 a 2003 vemos grandes avances, han pasado un buen número de años y en ese intervalo se ha construído la autovía, actual A-1. Su trazado atraviesa totalmente la curva que ya vimos en proceso de eliminación en la primera fotografía. También vemos restos de la recta eliminada, tan tapada que apenas se adivina su trazado. Comentar al respecto que incluso allí, sobre el terreno, cuesta identificar los restos. Además de esto, al amparo del Plan Redia, el tramo en servicio se dotó de varias de las mejoras introducidas por aquel, como una mayor anchura de la plataforma, que quedaba establecida en 12 metros (7 de calzada y 5 de arcenes), mejora del firme (extensión de aglomerado asfáltico en todos los itinerarios afectados) y creación de un carril para vehículos lentos.


Debemos destacar que los ingenieros hicieron un buen trabajo en la década de los 40, diseñando un trazado que se mantuvo inalterado hasta la puesta en marcha de la autovía, muy posterior.


Comenzamos a ascender por el tramo abandonado, si miramos atrás vemos en su totalidad la recta de la que hemos hablado antes.


La primera de las curvas suavizadas, con la maleza invadiendo ya la calzada.


La falta de mantenimiento es nula, lógicamente.


Si miramos nuevamente hacia atrás, veremos la autovía a lado derecho y un pequeño trozo de la Redia en el izquierdo.


También podemos apreciar las sucesivas capas de reasfaltado del firme.



Continuamos hacia la siguiente curva...



Ojo al peralte...


Aún permanecen restos de la pintura de obras (Nota: Pablo Marinas apuntó en los comentarios al final del post que dicha pintura de obras perteneció al desvío realizado por este tramo mientras se reparaba un problema aparecido en la autovía, si mal no recuerdo hacia 2001. Con la reciente desaparición de Google+ y los comentarios asociados a dicha red social, estos han desaparecido del blog). 


Hasta aquí llega el tramo, cortado en el lugar en el que enlazaría con la A-1 y que ahora solo sirve como acceso a una pista forestal. La señalización horizontal de obra que desviaba el tráfico a la autovía también permanece. 


Por aquí hemos venido...


...así que por aquí emprenderemos la vuelta. A destacar la más que notable anchura de la carretera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario